Sociedad

Tras siete meses, reabren los shoppings en la Ciudad: cómo funcionarán los protocolos

14/10/2020

Tras siete meses, reabren los shoppings en la Ciudad: cómo funcionarán los protocolos

Tras varios intentos fallidos, los shoppings de la Ciudad de Buenos Aires volverán a abrir este martes y a recibir clientes desde las 12, el horario estipulado en protocolo. La reapertura se había discutido la semana pasada, pero la decisión quedó en stand by y recién se definió ahora. Para los comerciantes, el tiempo que puedan ganar será vital de cara a las ventas previas al Día de la Madre, que se celebra el domingo.

En esta primera etapa, sólo funcionarán los locales de venta de distintos artículos, que deberán respetar las restricciones de cantidad de gente y los protocolos que ya funcionan en los comercios a la calle. En la puerta de cada de local habrá pegado un sticker que indicará la cantidad de gente que puede ingresar. El horario será de 12 a 20.

En los negocios de indumentaria no habrá probadores habilitados y no se podrán cambiar las prendas. El permiso de ingreso según el número de DNI ya fue eliminado como requisito.

La mayoría de los establecimientos ya tienen las instalaciones listas para abrir. Los trabajos se aceleraron la semana pasada, cuando el Gobierno de la Ciudad comenzó a negociar con el nacional las aperturas de esta etapa de la cuarentena, que comenzó este martes y se termina el domingo 25.

La cantidad de gente que podrá ingresar se calcula en una persona cada 15 metros cuadrados. Además, se deberá respetar un único sentido de circulación.

De esta manera, según cifras a las que accedió Clarín​, el Abasto tendrá una capacidad máxima de 2.500 personas, el Paseo Alcorta, de unas 1.000, y en Alto Palermo podrán entrar alrededor de 1.400.

Por su parte, Dot Baires tiene capacidad para unos 2.500 visitantes, el Patio Bullrich para unos 900, Galerías Pacifico para alrededor de 1.300 y en Village Caballito entran unos 850.

La lista sigue con El Solar, apto para unas 600 visitas, Recoleta Urban Mall, en donde con las nuevas restricciones caben alrededor de 650 clientes, Plaza Liniers, con unos 630, Portal Palermo, que tiene un límite de hasta 370, Parque Brown Factory, con unos 1.110, Devoto Shopping, con alrededor de 1.000, y Caballito Shopping, en donde entran unas 390 personas.

Ingresos

En cada centro comercial quedará habilitado un único ingreso, como ya sucede en el Distrito Arcos, que abrió por tener gran parte de su espacio al aire libre. En el paseo de Palermo el máximo de clientes admitidos son 1.948, según se informó en el momento de su reapertura.

En cada acceso, las empresas deberán disponer personal que controle el ingreso. Esto tiene que ver con tomar la temperatura, el uso de alcohol en gel y la cantidad de clientes que ingresan.

En Abasto, por ejemplo, habrá un contador de personas similar al que ya se usa en Distrito Arcos, que registrará ingresos y egresos. Y además ya se instaló una cámara que toma la temperatura de hasta diez personas al mismo tiempo, a 8 metros de distancia. También están listas las alfombras sanitizantes con alcohol para que los clientes limpien su calzado.

Por ahora los patios de comidas no funcionarán. Los locales gastronómicos deberán adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad, en modalidad take away o delivery.

Transporte público

Los trabajadores de los comercios, al no estar entre los empleados de los rubros considerados esenciales, no podrán usar el transporte público. El traslado correrá por cuenta del empleador.

En cuanto a las playa de estacionamiento, según lo estipulado podrán abrir, pero el acceso a los centros comerciales se hará de forma de cumplir con el aforo establecido.