Economia

Presupuesto 2023: el Gobierno pronostica una inflación del 95% para este año

16/09/2022

Presupuesto 2023: el Gobierno pronostica una inflación del 95% para este año

El equipo económico que lidera Sergio Massa, envió al Congreso de la Nación, el Presupuesto 2023, para que sea aprobado. En el proyecto se estiman los gastos y los ingresos que tendrá el Gobierno de cara al próximo año.

En el texto, el oficialismo admite una inflación para este año del 95%, un poco por debajo de los que proyectan las consultora privadas, un 100%, pero mucho más lejano que el 48% prometido por el ex ministro Martin Guzmán al FMI, allá por marzo de este año.

Mientras tanto, para el 2023, año electoral, el equipo que administra la cartera económica, estima que la inflación anual será de un 60%. Además, en el proyecto se apunta a reducir el gasto en subsidios, para compensar el déficit y responder así al pedido del Fondo.

En ese sentido, se espera para el 2023 un dólar oficial a 269 pesos, para finales de año, un crecimiento del 2% del PBI y un déficit fiscal primario del orden del 1,9%, en línea con lo acordado con el Fondo Monetario Internacional. “Tratamos de hacer un presupuesto realista, acorde con el momento”, definieron desde el área económica.

Otra de las propuestas incorporadas en el Presupuesto, es achicar el déficit en 2,4% del PBI. “Es una separata en la que planteamos la posibilidad de eliminar algunos beneficios impositivos de algunos sectores. Por ejemplo, Ganancias de jueces, alícuotas de algunos sectores financieros o beneficios que tienen directores de empresas que no pagan impuestos. Todo computa para el superávit”, sostienen desde el Palacio de Hacienda.

Es que el objetivo del equipo económico es cumplir con las metas previstas en el acuerdo con el FMI, que proyectan un déficit del 2,5% y una acumulación de reservas de 5.800 millones de dólares, entre sus principales desafíos.

Para ello, en Hacienda apuntan a lo que denominan “dos grandes jugadores”, por un lado la segmentación de tarifas y la quita de subsidios a la energía y por otro el reajuste en el transporte.