Política

Otro conflicto gremial para el Gobierno: paro general en la fábrica que hace tubos para el gasoducto Néstor Kirchner

30/09/2022

Otro conflicto gremial para el Gobierno: paro general en la fábrica que hace tubos para el gasoducto Néstor Kirchner

Un nuevo conflicto gremial aqueja al Gobierno nacional, tras el acuerdo con neumáticos que mantuvieron paralizada la producción por semanas, los trabajadores de peajes y las organizaciones sociales, ahora se suma la huelga de trabajadores de una planta de Techint.

Se trata de la planta Tenaris-SIAT, ubicada en la localidad bonaerense de Valentín Alsina, donde el gremio asegura que hubo 13 despidos el mes pasado, además denuncian que la empresa no habría cumplido con la conciliación obligatoria que le imponía reincorporarlos y no dejó ingresar a los trabajadores.

Por tal motivo, el gremio decidió realizar un paro general, que mantiene parada la producción de tubos de acero sin costura. Dicha empresa, había ganado la licitación del Gasoducto Néstor Kirchner, en medio del escándalo que se generó meses atrás por la dilación en la obra y la renuncia de quien fuera su titular.

Con este contrato para el Estado, Tenaris-SIAT empleó a 300 personas, de las cuales, según la firma,  13 no habrían cumplido con los estándares laborales y de seguridad mínimos para continuar en su puesto de trabajo, por lo que fueron despedidos.

Ante el accionar de la patronal, surge el reclamo de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), que se dictó la conciliación obligatoria. Lo que motivó, que el sindicato y la empresa se reunieron en una nueva audiencia con el Ministerio de Trabajo bonaerense.

En el intercambio, el gremio dijo que la empresa tenía una planta de 114 trabajadores antes de la licitación del gasoducto Néstor Kirchner. Tras la adjudicación, contrató 308 adicionales en modalidades de plazo fijo “por tres meses o incluso menos”.

“Esta modalidad contractual excepcional, Tenaris Siat la utiliza para apretar o coaccionar a todos los nuevos contratados y así lograr cumplir con los plazos de ejecución”, expresaron los trabajadores.

Que además, comentaros que “esta forma de incorporar trabajadores terminó por flexibilizar y precarizar la prestación laboral en la ejecución del gasoducto”.