Política

La Ciudad decidió mantener abiertos los jardines de infantes y las escuelas primarias

30/04/2021

La Ciudad decidió mantener abiertos los jardines de infantes y las escuelas primarias

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta tiene preparado para este viernes por la tarde un anuncio de sus propias medidas restrictivas contra el coronavirus, pero adelantó que mantendrá las clases presenciales en jardines de infantes, escuelas primarias y educación especial, y pondrá en marcha un sistema bimodal de “virtualidad” en el ámbito de la secundaria, después de que se conocieran las medidas establecidas por el DNU de Alberto Fernández.

Además, se establecerá que la mayoría de la administración pública porteña deberá hacer trabajo remoto y se limitará la actividad en las grandes obras de construcción.

La decisión se anunciará en las próximas horas y se adopta en el marco de la recuperación del diálogo entre ambos Ejecutivos, tras semanas de confrontación y disputas por los alcances de las medidas para frenar los contagios de COVID-19 en el área metropolitana de Buenos Aires.

La Ciudad de Buenos Aires decidió cumplir con todo lo anunciado por el presidente Alberto Fernández, pero aplicará un esquema específico para las clases en el ámbito porteño. La existencia de sondeos de que el 80 por ciento de los porteños está a favor de la presencialidad y de que no hay evidencia científica de contagios en las escuelas fueron la base para que se resolviera poner en marcha una serie de medidas en la Educación. Al respecto, no se modificará el actual esquema en los jardines, la primaria y la educación especial, pero en el ámbito de la secundaria analizan un sistema bimodal, que podría ser mitad presencial y mitad virtual o, en los años superiores, virtual al 100%.

Todas las demás medidas anunciadas por el gobierno de Alberto Fernández será acatadas, mientras que en la administración se pondrá en marcha una drástica decisión para que todo el trabajo de las oficinas públicas que puedan realizarse de manera remota se realice sin concurrir a los lugares de trabajo. En la construcción, la decisión que se anunciará es la limitación de las obras de más de 2.500 metros cuadrados, pero se mantendrán en funcionamiento las que no superen esa superficie, a fin de preservar el empleo y no paralizar obras en viviendas, refacciones y otras, pero con estrictos protocolos para evitar la transmisión del virus.