Política

Kicillof utiliza un decreto de 1977 para sancionar a quienes violan las normas anti COVID-19

14/01/2021

Kicillof utiliza un decreto de 1977 para sancionar a quienes violan las normas anti COVID-19

El primer decreto que firmó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, este año para reducir la creciente ola de contagios en su territorio establece no penas de cárcel, sino multas.

Dado que en la provincia de Buenos Aires el gobernador tiene impedido legislar en materia penal, Kicillof recurrió a una vieja herramienta firmada por Ibérico Saint Jean, gobernador de facto desde 1976 hasta 1981: el decreto 8841/77 para la aplicación de multas que llegan hasta los “500 sueldos mínimos de la Administración Pública Provincial”, algo que es difícil de determinar entre básicos y escalafones, pero que si se toma el mínimo de un administrativo, sería quinientas veces 26.716 pesos. Asimismo, el decreto firmado por Saint Jean establece la posibilidad de duplicar la multa en caso de reincidencia.

La emergencia sanitaria nacional decretada por el presidente Alberto Fernández en marzo de 2020 prevé una pena de seis meses a dos años de prisión en el artículo 205 del Código Penal de la Nación. Si a ello le sumamos el artículo 239 que contempla de quince días a un año de prisión a quien desobedezca a un funcionario público, queda claro que ya existen sanciones. Sin embargo, el caso de la provincia de Buenos Aires plantea un cuestionamiento: ¿se puede sancionar una conducta contemplada por instituciones democráticas con penas de una dictadura?