Política

El Gobierno publicó una cifra menor a los 65.000 muertos por coronavirus que lleva Argentina

04/05/2021

El Gobierno publicó una cifra menor a los 65.000 muertos por coronavirus que lleva Argentina

Los datos de fallecidos acumulados que diariamente publica el Ministerio de Salud de la Nación en su portal de Sala de Situación no es el número real (y urgente) de muertos que se produjeron desde el inicio de la pandemia.

Según una investigación realizada por la Unidad de Datos de Infobae, las cifras informadas en el parte diario del Gobierno nacional no responden a las comunicaciones oficiales de las 24 provincias: según los datos del 2 de mayo, hay una diferencia de casi 1.500 fallecidos entre la información del Ministerio de Salud de la Nación y los decesos comunicados oficialmente por cada jurisdicción en sus partes diarios o webs oficiales.

De los 24 distritos, 19 informan más muertos que los que aparecen en la base de datos abiertos que actualiza diariamente el Ministerio de Salud de la Nación. Y otros 5 informan menos. En ningún caso las cifras coinciden.

Así, al 2 de mayo, en lugar de los 64.252 muertos informados por el Ministerio de Salud de la Nación, los decesos registrados por las provincias y la Ciudad de Buenos Aires alcanzaban los 65.720.

La Sala de Situación que el Ministerio de Salud de la Nación actualiza diariamente online, entre las 5 y 6 de la tarde, informa los números de contagios diarios y acumulados de coronavirus. Sin embargo, no informa los muertos acumulados por provincia, solo los decesos reportados en las últimas 24 horas en cada distrito, y el número de fallecidos totales a nivel nacional.

Según la base de datos abiertos del Ministerio de Salud de la Nación, que recoge la información del Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) de las distintas jurisdicciones, el total de fallecidos era de 64.252. Pero la suma de los muertos reportados por las provincias en sus páginas web y redes sociales relevados este lunes, también con datos del día 2, era de 65.720. O sea, 1.468 decesos más que el número oficialmente comunicado por el Gobierno en su parte del domingo.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación señalaron que “con las muertes que ocurren asociadas a enfermedades de notificación obligatoria, como es el caso de COVID-19, los datos relacionados con esos fallecimientos son extraídos del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud. El SNVS registra las notificaciones de COVID-19 en toda su evolución con datos aportados por efectores públicos (de atención o diagnóstico) de dependencia municipal, provincial o nacional; efectores privados (clínicas y laboratorios, fundamentalmente) de todo el país y todos los niveles; autoridades sanitarias municipales y provinciales; y laboratorios nacionales de referencia”.

Advirtieron que “las discrepancias que se han observado entre los sistemas de registro reflejan exactamente esa situación: fallecimientos de personas que habiendo sido incluidos como casos sospechosos o confirmados de COVID-19 en el SNVS, sin embargo no había sido notificado al sistema de vigilancia su fallecimiento, pero que sí fueron registrados en los sistemas habituales de registro de defunciones”. Y admitieron que “para el registro de fallecidos y para el registro de casos puede haber diferencias producto del retraso o incumplimiento de la notificación”.

El caso más notorio es el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Según los datos oficiales publicados por el gobierno porteño al domingo 2 de mayo, había 8.192 fallecidos residentes en Capital desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, la cantidad que aparecía en la base de datos de Nación era bastante inferior: 7.832. La diferencia es de 360 muertos menos.

Desde el Ministerio de Salud porteño explicaron que, si bien el Ministerio de Salud de la Nación y su par de CABA reportan los decesos diarios en base a los datos del sistema SISA, en la Ciudad utilizan un criterio distinto para contabilizar los decesos en los informes diarios. La cartera a cargo de Fernán Quirós adoptó uno “más amplio” a la hora de catalogar los casos de COVID-19 como confirmados a partir de la carga manual del resultado positivo del test que hacen los efectores públicos y privados, sin esperar que se suba el resultado del laboratorio respectivo”. Señalaron que la carga del análisis muchas veces sucede después, cuando se recopilan una cierta cantidad de resultados.

El Ministerio de Salud de Nación, en cambio, no cataloga un caso como COVID positivo hasta que no está el resultado del laboratorio cargado en el sistema. “Entonces, si una persona fallece, y nosotros la teníamos cargada manualmente como positivo, la contabilizamos en la Ciudad en nuestros números que informamos como muerta por COVID. Pero Nación, si aún no está cargado su laboratorio con el resultado del test, contabiliza el fallecimiento, pero no como causado por coronavirus, porque figura aún como ‘caso sospechoso’. Recién lo cuenta como un deceso por coronavirus cuando se carga el análisis para cerrar el caso”, explicaron a Infobae desde la cartera sanitaria de CABA.

“Esto provoca que Nación informe fallecidos que nosotros informamos días atrás, porque no los tenían aún categorizados como casos confirmados de COVID”, agregaron sobre la inconsistencia en los números informados en los respectivos partes diarios de Ciudad y Nación.