Deportes

El clásico platense terminó en bochorno

01/02/2016

El clásico platense terminó en bochorno

Lo que debería haber sido la fiesta del fútbol platense, terminó en una batalla campal entre jugadores y cuerpo técnico, que obligó al árbitro del partido Silvio Trucco a suspender el encuentro a falta de siete minutos. La pelea se inició tras la expulsión del juvenil Ascacibar, cuando Estudiantes ganaba 1 a 0 en el partido correspondiente a la Copa La Nueva Seguros.
0102_Estudiantes-Gimnasia_deportesNuevamente la violencia fue la protagonista de un encuentro que de fútbol tuvo muy poco. Fue un partido trabado, en el que ninguno de los equipos sacó diferencia. Estudiantes, gracias a un error de Oreja que Auzqui logró capitalizar, se puso en ventaja a los 16 minutos del Primer Tiempo.
A los 23 minutos, el Pincha tuvo la chance de hacer el segundo a partir de un cabezazo de la Gata Fernández, que Mazzola logró despejar por arriba del travesaño.
La primera mitad se completó con una seguidilla de patadas y amonestados –Oreja, Coronel, Brum por Gimnasia; Auzqui por Estudiantes- y reiteradas quejas por ambos lados a raíz del mal arbitraje de Trucco, que generó polémicas durante todo el partido.
El arranque del complemento estuvo demorado por culpa de incidentes en la tribuna de Gimnasia. Desde el inicio del segundo tiempo, el clima se puso tenso ya que el Lobo salió a jugar demasiado fuerte –pegó más de la cuenta- y, para colmo, se profundizó más con la expulsión de Álvaro Pereira en el Pincha a los 9 minutos de juego, tras una durísima patada a Facundo Oreja.
Los problemas en la tribuna volvieron a tener lugar a los 25 minutos, mientras el partido seguía sin tener atractivo a raíz de un juego trabado en mitad de cancha, donde no hubo ningún vestigio de fútbol.
El Lobo no pudo aprovechar la ventaja que tuvo desde el inicio del segundo tiempo. Sobre el final, intentó con un par de remates –Coronel tuvo la más clara, aunque erró en la definición-, aunque no tuvo éxito. A los 45 minutos fue mal expulsado Enrique Bologna, por lo que Gimnasia quedó con 10 jugadores al igual que el Pincha.
Minutos después, a falta de tres minutos para el final, el chico Ascacibar metió una terrible patada de atrás, por lo que fue expulsado. La roja mostrada por Trucco, derivó en una batalla campal entre los jugadores, que obligó al árbitro a suspender el encuentro.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.