Economia

El Banco Central sigue perdiendo reservas y hay temores por el final

07/10/2020

El Banco Central sigue perdiendo reservas y hay temores por el final

Mientras el Gobierno espera los dólares de los exportadores, el Banco Central sigue desprendiéndose de divisas en el mercado oficial. La mesa de dinero del Central se vio obligada a vender todos los días de este mes (fueron cuatro ruedas consecutivas) y ya acumula un saldo negativo de alrededor de u$s200 millones. 

Hace tres meses seguidos, Miguel Ángel Pesce vende dólares en el mercado oficial. De hecho, este año sólo pudo comprar en tres meses (enero, marzo y junio) y fue vendedor en nueve. Así, la gestión de Miguel Pesce tiene un saldo negativo de u$s3.500 millones en lo que va de este complicado año.

Fuentes del sistema financiero que suelen dialogar con Pesce y sus allegados, dijeron a iProfesional que el cargo de Pesce está “atado con alambre” y que su permanencia depende exclusivamente de la decisión presidencial. El número uno del BCRA es del “riñón” de Alberto Fernández y resiste las operaciones de un sector del Gobierno que habla de la mala praxis por la crisis del dólar. 

Ya son conocidas sus diferencias con el Ministerio de Economía, algo que complica la sinergia de políticas en medio de la tremenda crisis de confianza que atraviesa el oficialismo. Pero, cuentan las mismas personas que suelen hablar con allegados a Pesce, el temor es que “Cristina le pique el boleto”.

El Gobierno y el Central están intentando evitar una devaluación acelerada del tipo de cambio oficial. Es lo que el consenso del mercado cree que pasará, más tarde o más temprano: bancos como JP Morgan, Barclays, Bank of America y otros más creen que es “inevitable”. De alguna manera, es una hipótesis que el mismo Guzmán está “avalando”: lanzó bonos en pesos atados al dólar oficial (dólar link) para que los inversores (cautivos como los institucionales) puedan resguardarse en caso de una megadevaluación. 

Economía recolectó el equivalente en pesos a u$s1.800 millones en su primera subasta. Un monto no menor que habla a las claras de que incluso aquellos inversores obligados a estar en pesos (banco, compañías de seguros, etc.) temen por una suba del dólar.

Además de esto, el BCRA opera en los contratos de dólar futuro para intentar convencer de que la devaluación no será parte del panorama argentino. De hecho, la entidad estuvo creciendo la cantidad de contratos de dólar futuro y -según estimaciones del mercado- ya tiene una posición vendida que orilla los u$s6.000 millones a finales del mes pasado. El Central en este caso no vende dólares sino contratos que se compensan (pagan) en pesos, con lo cual no hay caída de las reservas internacionales.

Precisamente, si las reservas no dejan de caer es que las presiones para tomar medidas más drásticas estarán a la vuelta de la esquina. Es que en el año las arcas oficiales caen u$s3.655 millones y están en u$s41.126 millones.

Pero las “líquidas”, o sea las que rápidamente puede “entregar” sin tener que salir a vender el oro o activar el swap con China, son menos de u$s2.000 millones. Y las “netas”, que incluyen estos activos, estaría en torno a u$s6.000 millones.