Ciencia & Tecno

Crean máscaras inteligentes para frenar los eructos de las vacas

02/06/2021

Crean máscaras inteligentes para frenar los eructos de las vacas

La expansión del uso del barbijos en humanos parece haberle dado una idea innovadora a la compañía agrícola Cargill, con sede central en Minnesota, Estados Unidos, que comenzará a vender máscaras inteligentes para vacas.

No por el coronavirus, claro, sino para ayudar a frenar el calentamiento global. ¿Cómo? Esta solución tecnológica está diseñada para reducir las emisiones de metano que las vacas liberan a través de sus bocas y narices.

De acuerdo a la fuente, los eructos de las vacas (y en menor medida sus gases) liberan metano, que atrapa 80 veces más calor en relación al dióxido de carbono. Los efectos para el medio ambiente son considerables: la ganadería es responsable de casi el 15% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial.

Un estudio de la ONU divulgado en mayo señaló que la reducción rápida y drástica de las emisiones de metano, un gas de efecto invernadero superpotente, es esencial para frenar y limitar el calentamiento global. Además de los efectos provocados por la ganadería, las emisiones provienen de filtraciones en oleoductos, liberación de gas natural en las perforaciones y vertederos.

“Es absolutamente crucial que abordemos el metano y lo hagamos de manera expedita”, dijo al respecto la directora del Programa Ambiental de la ONU, Inger Andersen.

El accesorio fue desarrollado por la startup británica Zelp y aún es experimental, pero promete reducir a la mitad las emisiones de metano de los rumiantes. Esta semana, Cargill dijo que comenzará a vender el dispositivo en 2022 en granjas lecheras del continente europeo.

Las mascarillas se colocan sobre la boca de los animales y actúan de un modo similar al catalizador de un automóvil: tiene ventiladores que absorben los eructos y los lleva a una cámara con un filtro que absorbe el metano, que luego se convierte en dióxido de carbono y finalmente se libera. Un detalle: el ingenio funciona con energía solar.

Según comentaron desde Zelp, en la previa del lanzamiento comercial trabajan para miniaturizar la máscara y optimizar el consumo de energía. Están en negociaciones con diversas empresas del sector y esperan iniciar la producción en masa a fines del año en curso. En este marco, varios proveedores comenzaron a utilizar aditivos alimentarios que inhiben los microbios en el estómago de las vacas para ayudarlas a producir menos metano.