Política

Ataque mapuche a Gendarmería: la oposición acusa al Gobierno de liberar la zona de Villa Mascardi

26/09/2022

Ataque mapuche a Gendarmería: la oposición acusa al Gobierno de liberar la zona de Villa Mascardi

Tras el ataque por parte de un grupo radical mapuche, de un puesto de gendarmería en la localidad rionegrina de Villa Mascardi, la oposición salió al cruce del Gobierno nacional, por liberar la zona y no respetar la tarea de dicha fuerza.

La ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fue la primera en apuntar contra la administración de Alberto Fernández, “En Los Radales incendiaron una casilla en donde estaban apostados gendarmes, quienes se retiraron por no tener el apoyo del Gobierno para actuar”, sostuvo.

“Quemaron sus pertenencias y recibieron impactos de bala. El Sur sigue en manos de violentos. Presidente, ¿de qué lado está usted?”, apuntó a través de su cuenta de Twitter, la titular del PRO.

Por su parte, el expresidente Mauricio Macri, tambien utilizó esa red social, para expresar su repudio al atentado y responsabilizar a la cartera de seguridad nacional, que conduce Aníbal Fernández, por dejar solos a los gendarmes.

En ese sentido, compartió un tuit del legislador rionegrino Juan Martin, de Juntos por el Cambio: “Otra vez un ataque incendiario en Villa Mascardi. Esta vez incluso se enfrentaron con los efectivos de Gendarmería que cuidaban el lugar. La complicidad del Gobierno deja desprotegidos a los vecinos y también a quienes deben cuidarlos”.

Si bien, los ataques no son una novedad, en los últimos tiempos la violencia se ha incrementado, los ataques a tiros, con fuego e incluso amenazas a pobladores locales, son una constante en la zona de la Patagonia.

En este caso, fue el dueño de las cabañas Los Radales, ubicada en las inmediaciones del predio que ocupa la comunidad Lafken Winkul Mapu, denunció públicamente un nuevo ataque en su propiedad.

La violenta acción, fue directamente contra una casilla de Gendarmería que custodiaba el lugar desde hacía dos semanas, tras un pedido de mayor seguridad, luego del incendio ocurrido a comienzos de agosto.

Además, el dueño del lugar relató que la noche anterior se habrían producido pedradas ante la presencia de gendarmes y el incendio de una casilla y un galpón. De acuerdo a lo que informaron vecinos de la zona, los agresores sorprendieron con piedras, palos e incluso disparos a los cinco uniformados que estaban en la casilla, quienes tuvieron que retirarse para no resultar heridos.